LEGISLACIÓN DE PROTECCIÓN

 


Legislación de interés que protege los restos arqueológicos y contornos naturales escondidos en Monte Penide.

Legislación esencial:

1.         Ley 16/1985, de 25 de junio de Patrimonio Histórico Español
2.         Ley 8/1995, del 30 de octubre, del Patrimonio Cultural de Galicia
3.         Decreto 199/1997, de 10 de julio, por lo que se regula la actividad arqueológica en la Comunidad Autónoma de Galicia.
4.         Código penal, especialmente los art. 506,516, 558, 563 y 563bis.

Indicamos a continuación algunas consideraciones para tener en cuenta durante las visitas a los yacimientos arqueológicos de nuestro monte y contempladas por estas normativas:

1.         No se pueden realizar prospecciones, ni excavaciones del terreno sin la autorización de la Administración competente, en este caso, la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Xunta de Galicia.
2.         No se pueden realizar restauraciones, ni consolidaciones, ni colocar señales o cartelería sobre los yacimientos sin la autorización de la Administración.
3.         No se pueden efectuar obras, ni destierres, ni movimientos de tierra, incluida la tala de árboles en los alrededores de un yacimiento sin la previa autorización de la Administración.
4.         Las limpiezas y rozados del monte deben ser manuales y controladas por personas tituladas en arqueología.
5.         NO SE PUEDEN PINTAR, NI RAYAR LOS PETROGLIFOS.
6.         Haz las visitas con respeto, procura no pisar los muros de construcciones arqueológicas, ni los grabados en la piedra. No te lleves piezas ni piedras de los yacimientos.
7.         En el caso de encontrar algo casualmente, comunícalo y entrégalo en el Servicio de Arqueología de la Delegación Provincial de Cultura de Pontevedra.

La normativa expresa que todos los yacimientos tienen un área de protección integral, localizada sobre el yacimiento concreto, y un área de cautela, de 200 metros alrededor de ellos (medida desde su límite más exterior) para su protección. En este espacio cualquier obra o destierre deberá tener la autorización de la Administración.

 

 

 

 

Creditos